lunes, 3 de julio de 2017

Reflexiones Sobre Manejo Minimalista de Colmenas



En su entusiasmo, algunos apicultores nuevos siempre quieren entrar sus colmenas para ver que está pasando. A veces ellos están sobre entusiastica con esta nueva actividad y quieren inspeccionarlas varias veces la semana. Y, entonces, hay otros apicultores que hacen un manejo minimalista, dejando las abejas hacer que ellas saben hacer con intervenciones infrecuentes. Y a veces son muy infrecuentes o aun no existentes.

¿Entonces, es más manejo mejor? ¿Es menos aceptable? Imagino muchos apicultores dirán que hay un punto cuando el apicultor puede inspeccionar las colmenas demasiados. Pero este debate también podría ser acerca de si el apicultor no hace suficientes inspecciones.

¿Que cantidad de intervenciones en una colmena es suficiente? Algunos apicultores hacen mucho manejo, entrando sus colmenas semanalmente, si no más. Otros son minimalistas con pocas o ninguna inspección. Cada apicultor tiene su propia situación único que dicta la frecuencia de revisiones.

Me considero una minimalista con el manejo de mis colmenas kenianas o marimbas. Frecuentemente pongo poco esfuerzo en revisarlas y manejarlas. De vez en cuando llega al punto donde una persona puede decir que yo solamente “cuido” las colonias de abejas en vez de ser un apicultor que “maneja” las colmenas. No toco algunas colmenas con la excepción a cosecharlas. 

Por ejemplo, uno de mis apiarios es en las montañas de Honduras en una finca de cafe. No subo allá con mucha frecuencia. Las ultimas colonias en la línea de colmenas allá reciben lo menos atención. Acaba el tiempo y el camión está listo para llevar los trabajadores de regreso al pueblo abajo. Este es un sábado y trabajan solamente hasta el mediodía. Tengo que ir con el camión o pasar un par de horas caminando montaña abajo, lo cual no pasará después que estoy adentro el apiario todo el mañana. Estos son las colmenas que entro solamente para cosecharlas.

Sin embargo, manejo mínimo funciona para mí en mi situación. Yo quiero miel de ellas, pero la apicultura no es mi fuente de ingresos primaria. Soy un maestro de educación primaria y las abejas son un ingreso secundario (desgraciadamente). Me dan que quieren con el esfuerzo que pongo en su manejo. Lo acepto y estoy agradecido para la miel.

Las restricciones en mi tiempo son una de las razones principales para este estilo de manejo de mis colmenas. La docencia definitivamente interfiere con la apicultura. Alumnos de quinto y sexto grado desgasta una persona. Hay demasiado trabajo hacer como un maestro. Llega el fin de semana y este es cuando tengo tiempo ir a las abejas. La mayoría del tiempo, sin embargo, solamente quiero descansar y recargar las energías que perdió durante la semana.

Las abejas mismas también son parte de la causa. Trabajo con abejas africanizadas y su temperamento malo hace manejo difícil. Frecuentemente es más sabio dejarlas hacer sus quehaceres solas en vez de entrar el área de cría e interferir con ellas. 

Ocasionalmente yo pongo las abejas tan fuera de control que la mejor cosa para mi es cerrar sus colmenas y regresar otro día.

Comienzo despacio y con cuidado, pero la situación se empeora mientras sigo entrando más colmenas.

¿Cuánto tiempo puede gastar a inspeccionar y manejar una colmena cuando hay 30 o 40 que necesita revisar? Abejas africanizadas no ayuda la situación. Intervención intensiva no es siempre posible. Haga el manejo que pueda en el tiempo que tenga disponible y mientras las abejas cooperan.

Aun los apicultores comerciales hacen su propia forma de manejo minimalista. Tuve experiencia con esta cuando trabajé tres años con un apicultor comercial en Wisconsin hace un tiempo. Cuando tiene casi 2,000 colmenas, simplemente no hay tiempo revisarlas marco por marco. Esta apicultura de escala grande es un juego de entrar y salir del apiario tan rápido como posible. Hay demasiados apiarios y necesita llegar al próximo lo más luego posible.

Estos apicultores no tienen el lujo de pasar 15 o 20 minutos para revisar una colmena cuando hay 40 a 44 colmenas en el apiario y 40 a 44 de estos sitios. Uno da un poco de tiempo extra a aquellos que obviamente tienen un problema, pero hay un límite.

Tiempo es dinero. Uno simplemente acepta que va a tener algunas perdidas de colonias.

John, el dueño de esta operación, estableció una rutina anual para el manejo de las colmenas. Hay un ciclo de trabajo que tiene que hacer, y se cambia mientras progresa la temporada de miel. Nunca fuimos a los apiarios específicamente a “revisar” las colmenas.

Siempre había un motivo ulterior como agregar alzas o cosechar. Mientras ponemos cajas o quitamos cajas notamos cual colmenas tenían actividad rara y requirieron más revisión. Marcamos estas para que John tomaría un vistazo más cercano de ellas. Este es donde el apicultor necesita tener la habilidad a “leer” la colmena y mirar las señales pequeñas que indican que algo no es normal, sin directamente revisar todo el nido de cría.

La actividad por la piquera también puede decir el apicultor mucho acerca de la colmena. Aun el sonido que hacen o el olor pueden darle una pista de que está ocurriendo. Mira la población y su comportamiento. Intervención directo no es siempre necesario para saber que está pasando.

Cada apiario normalmente tenía algunas colonias con problemas, pero todavía era un asunto de no pasar mucho tiempo tratando de salvarlas. Si verdaderamente tenía un problema con su reina, por ejemplo, probablemente era una perdida en el asunto de conseguir una cosecha de miel. Frecuentemente estuve combinada con otra colmena débil con la esperanza que sería suficientemente fuerte más luego para la polinización de almendras en California. O llevaríamos algunas colmenas núcleos en el camión para rellenar los espacios causados por perdidas.

Esta mejor enfocarse en producir miel con las colmenas buenas en vez de intentar salvar aquella mala ocasional.

Frecuentemente el apicultor comercial no puede gastar mucho tiempo intentando salvar las colmenas con problemas. Probablemente no harán una cosecha de miel de todos modos. Es mejor enfocarse en las buenas colonias y asegurar que producen tanto miel como posible. Aquellos van a pagar los cuentos.

Mi razón para un manejo minimalista no solamente es por falta de tiempo. Como he mencionado, parte se trata con tener abejas africanizadas. Las abejas se ponen muy defensivas cuando decide revisar sus panales de cría. El apiario completo puede alborotarse si decide revisar todas las colonias. 

Normalmente mirar solamente las primeras dos panales de cría me da una buena idea de que está pasando. Este es suficiente para mí. Si algo parece ser incorrecto, sigo revisando. Al contrario, cierro la colmena y prosigue con el siguiente.

Vestirme en traje completo para hacer batalla con las abejas africanizadas es otra razón hacer manejo minimalista. Este involucra un traje completo con una camisa extra de mangas largas por abajo. Pongo una toalla pequeña sobre el parte atrás de mi cabeza para proteger mejor mi cuello de picadas.

Una persona no dura mucho tiempo en un clima caliente cuando esta vestida en esta manera. Parece que hago todo en camera lenta. Mis sesiones de manejo son más cortos así tengo que aprovechar el tiempo que tengo disponible.

Así, tengo algo de enjambrazón con mi manejo minimalista. Simplemente lo acepto que pasará y pienso en la reina nueva que ya va a tener.

También pierdo algunas colmenas cada año. Ellos se van si acaba las reservas de miel durante la escasez (aunque siempre intento dejarlas suficiente). Hormigas también han corrido algunas colmenas. Su control, sin embargo, no tiene nada que hacer con el manejo de los panales de la colonia. Es un tipo de manejo externo.

Mis colmenas normalmente no tienen problemas con enfermedades. Abejas africanizadas son robustos y higiénicas. No tengo que chequearlas tan cuidadosamente para este como es necesario para apicultores en otros partes del mundo.

Usted puede controlar todo de este con más intervenciones, pero la situación perfecta no es siempre disponible. Yo hago tanto que puedo. Simplemente acepto que voy a perder algunas colmenas y otros van a enjambrar.

Consigo la mayoría de mis colmenas atreves de capturar enjambres (muchos de ellas aquí en Honduras.) Si por casualidad pierdo una colmena por alguna razón, es suficientemente fácil llenarla otra vez con un enjambre. La única inversión es un poco de tiempo, básicamente guindar la trampa y después bajarla. No pierdo $120 que pagaría por un paquete de abejas o una colmena núcleo en Los Estados Unidos. No me gusta perder una colonia, pero acepto que va a pasar.

Abejas africanizadas no facilita manejo intensivo. Se ponen lo más agresivas cuando entra el nido de cría. Lo más colmenas que revisa, lo más grande el alborota en el apiario. No me gusta pasar mucho tiempo adentro de ellas al menos detecto que realmente hay un problema.

Frecuentemente son los apicultores que hacen esta actividad como pasatiempo o los apicultores comerciales de escala pequeña quienes de verdad tiene el lujo de revisar una colmena marco por marco. Los apicultores comerciales usualmente saben que hacen y no sobrepasan los límites en su intervención. Muchas veces los apicultores nuevos o que hacen este como pasa tiempo son simplemente sobre ansioso ver que está pasando adentro sus cajas y aprender de las abejas mismas.

Estos apicultores nuevos necesitan entender que cada intervención adentro la colmena es una interrupción a la “maquina” que está trabajando adentro. Humo rompe la comunicación por feromonas. Abejas riegan por todos partes de la colmena. Hay daños a los panales que las abejas necesitan reparar. La rutina de las abejas esta interrumpido. Idealmente no quiere que esta pasa con frecuencia.

Algo de manejo es necesario, sin embargo. Solamente no demasiado. Si su objetivo es conseguir tanto miel como posible, necesita intervenir. Especialmente necesita quedar encima el espacio para cría y miel.

Colmenas marimbas tienen un límite a su espacio. No puede simplemente poner otra alza encima como lo hace con colmenas Langstroth. Necesita agregar barras vacías así las abejas pueden seguir construyendo panal. Necesita cosechar miel madura. Al contrario, el resultado es enjambrazón.

Tiene que asegurar que enfermedades y otras pestes no están afectando las abejas. Idealmente quiere que sus colmenas mantienen saludable y fuertes. No quiere que enfermedades propagan que eventualmente podrían llegar a las colmenas de su vecino.

También hay la posibilidad de matar la reina. Muchas veces, apicultores causa que sus colmenas la pierden. Es fácil dañarla o matarla cuando ponga panales de regreso en la caja. No siempre mira la reina. Apicultores nuevos todavía están aprendiendo manejar marcos y panales con cuidado.

Yo establecí un apiario pequeño con mi hermano mientras trabajé con un apicultor comercial en Wisconsin. Estos eran algo con que divertirme en los fines de semana y con la esperanza darme un poco de dinero extra. Con solamente 12 colmenas una persona pude hacer manejo intensivo.

Pero al mismo tiempo, creo que manejo minimalista es la manera más apta. Demasiado intervención puede tener un efecto negativa en la colmena. Las abejas tienen mucho tiempo existir y han sobrevivido muy bien sin nosotros. Usualmente ellas saben que hacer. A veces nuestro manejo bien intencional resulta en problemas para ellas. Mucho del manejo es para el apicultor, no para el bien de la colonia mismo.

No quiero discutir que este es la mejor manera para manejar sus colmenas. Todo depende en sus metas para sus colonias y su propia situación. Realmente no hay un estilo correcto para su manejo. Mucho depende en cada apicultor y su propia situación único.

El problema es cuando está nuevo y muy emocionada de tener abejas y quiere ver todo que está pasando dentro la colmena. Literalmente pueden deshacer toda la colmena semanalmente. Solamente usa un poco de auto control así no pasa los limites.

Apicultores nuevos necesitan aprender y los mejores maestros son las abejas mismas. Ellos necesitan entrar la colmena y ver que está pasando. Pero, otra vez, usa auto control—talvez una vez cada 10 a 15 días.

Por mientras, las observa desde afuera. Siéntese al lado de ellas con su café y mira mientras vienen y van de la piquera. Ponga una ventana de observación en su colmena marimba para hacer un vistazo adentro.

Cuando su experiencia aumenta, su manejo debe disminuir.

Este, para mí, es un asunto de hacer intervenciones limitados y hacer las intervenciones necesarias.
Este es un asunto de encontrar un balance con las revisiones de sus colmenas hasta que puede hacer manejo minimalista.

Un apiario pequeño apiario pequeño que yo tenía en Wisconsin donde pude hacer manejo intensivo. Básicamente era algo con que pude jugar en los fines de semana.

Un apiario de 44 colmenas de un apicultor comercial con quien yo trabajé en Wisconsin. Con tantas colmenas no es posible revisarlas marco por marco. Toma demasiado tiempo, y tiempo es dinero. Apicultores comerciales necesitan entrar y salir del apiario tan rápido como posible porque hay dos o tres apiarios más en la lista para el día.

El apicultor busca las señales pequeñas que indica que la colonia esta saludable y trabajando bien. Usualmente reviso solamente las primera dos panales de cría, lo cual me da suficiente información acerca el estatus de la colmena. También debe mirar la actividad en la entrada, la población y también su sonido.

Cada apicultor tiene su propia situación único. Apicultores nuevos frecuentemente necesitan ver todos los panales para entender el estado de la colonia. Para ellos, solamente es un asunto de no entrar la colmena con demasiada frecuencia. Apicultores con experiencia puede “leer” la colmena mejor y saber si ellos necesitan mirar o no mirar todo.

. . . . . . . . . .

¿Que tipo de manejo hace? ¿Es manejo minimalista la manera correcta para la apicultura o debe hacer manejo más intensivo? Déjeme saber en los comentarios.

. . . . . . . . . .

Si usted disfrutó esta entrada en mi blog o la encontró útil, por favor compártela en los medios sociales.


También, mira mi página de Facebook (¡selecciona “like”!) y este mismo blog de apicultura en inglés, “Musings On Beekeeping.”



Siempre están bienvenidos comentarios y preguntas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario