viernes, 9 de octubre de 2015

Aún Más Reflexiones Acerca De Apicultura con Abejas Africanizadas



Un apicultor necesita aprender ciertos trucos de su oficio para trabajar con abejas Africanizadas. Su comportamiento defensiva se convierta ellas en algo difícil. Me ha tardado una buena cantidad de años para entenderlas un poco (¡y siempre hay algo nuevo para aprender cuando se involucra abejas!).

 
En general, no hay mucha diferencia entre una abeja Africanizada y una abeja Europea. Ambos crían abejas nuevos en la misma manera. Ellas recolectan néctar y polen en la misma manera. Ellas producen cera y construyen sus panelas en la misma manera. La diferencia es que una es más enojada que el otro. Este obliga el apicultor a cambiar sus tácticas para manejarlas.

Este es la tercera instalación en mi trilogía acerca de la apicultura con abejas Africanizadas. Es la continuación de mis dos blogs previos, “Reflexiones Sobre La Apicultura con Abejas Africanizadas” y “Mas Reflexiones Sobre La Apicultura con Abejas Africanizadas.” No me considero un experto en abejas Africanizadas (y mucho menos en la apicultura en general). Pero atreves de los años, como mencioné antes, yo he aprendido uno o dos cosas para manejar y aprovechar las abejas en Honduras mientras que tomo en consideración mis circunstancias personales que afecta mi manera de hacer la apicultura.

Producción de Miel

No me gusta dar números exactos para la cantidad de miel que una colmena de abejas Africanizadas puede producir. No hago la apicultura en una manera intensiva—mi tiempo no lo permite a causa de mi trabajo como docente. Las abejas me dan que quieren y yo estoy agradecido. También hay muchas otras circunstancias que afecta la producción de miel, como las fuentes de néctar, el clima, y estilos de manejo de colmenas.

Sin embargo, una colmena fuerte puede fácilmente llenar su caja con cría y miel. Mis colmenas Kenia marimbas tienen cuatro pies de longitud—entre 30 y 35 barras superiores. La zona cafetalera en las montañas normalmente es el área más productiva para miel en mi área. Las abejas llenarán sus cajas de un extremo al otro y la mitad de este puede ser miel. Mis colmenas marimbas tiene 12 pulgadas de profundidad, lo cual hace que un panal completo de miel es el equivalente de un marco profundo. Es común que la colmena puede darle un balde de cinco galones de panales—50 a 60 libras si la llena completamente.

 Abejas Africanizadas pueden producir buenas cantidades de miel y ofrecer una persona buen ingresos secundarios (o también primarios) si las maneja correctamente. El sabor de la miel no es diferente de aquella producida por la abeja Europea. Como toda miel, el sabor depende de la fuente de néctar.

Equipo para la apicultura con la abeja africanizada

Siempre son necesarios un velo y guantes. Es casi imposible trabajar sin guantes—aunque las colmenas serían pequeñas. Tal vez no van a ponerse en un revuelto completo pero estoy casi asegurado de recibir varias picadas en cada mano. (Puedo aguantar las picadas pero no me gustan—las evito si puedo.)
A veces no necesito usar un traje (solamente dos camisas gruesas) si la intervención será mínimo, como cuando yo solamente tengo que mover trampas o tal vez para cosechar uno o dos o tres colmenas (dependiendo del apiario). Un apicultor llega a conocer sus colmenas y que debe esperar con su temperamento.

Una intervención serio, como cuando cosechamos todo el apiario, requiere el equipo completo para batalla. Este significa una camisa gruesa extra abajo el traje. Un velo con zipper es mucho mejor que el velo que amara con cordones para prevenir que abejas meten abajo el elástico. Sus zapatos o botas tienen que cubrir los tobillos para mejor protección allá. También envuelvo el parte inferior del traje con algunas bandas de elástico para sellarlo de las abejas que le gusta atacar mis zapatos.

 Equipados y listos para hacer batalla con las abejas. Tengo que estar bien protegido cuando el trabajo apícola involucra una intervención mayor adentro de las colmenas, como cosecharlas.

Yo mencioné en un blog previo acerca de los guantes gruesos que uso. Me gusta usar los guantes de cuero con un foro interior que están diseñados para el frio del invierno. El extra “colchón” previenen que mis manos reciben las picada que a veces pasan por el cuero. Otras veces usaré guantes jardineros de tela—pero tres pares. Me gusta porque son fáciles para lavar y no se endurecen atreves el tiempo como guantes de cuero. En ambos caso, mi esposa costura una manga a ellos. También he visto que es común para personas usar guantes gruesos de hule.

Finalmente pongo una toalla pequeña sobre mi cabeza que cubre el parte atrás de mi cuello—para evitar picadas allá que atraviesan el velo. Se queda en su lugar con mi banda para el sudor. El viento y movimientos normales causa mi velo tocar contra mi cuello, dando las abejas la oportunidad picarme allá.
Me pone muy caliente vestido en esta manera. 

Mantengo mucha agua a mano. Hago todo en camera lenta. Descansos son frecuentes, especialmente durante la época seca y caliente en el valle. En el fin, se acostumbra trabajar vestido en esta manera.
Durante cualquier intervención intensa yo saco la “bestia,” mi ahumador grande que requiere dos manos para manejar. Estos ahumadores grandes son normales para trabajar con abejas Africanizadas en Honduras. Normalmente necesita mucho humo. No solo es que puede agarrar mucho combustible (aserrín de los talleres de carpintería en mi vecindad), pero también puede bombear nubes de humo que literalmente baña la colmena o para cubrir yo mismo si necesito algún alivio de las abejas.

La recomendación normal es que no trabaja solo con abejas Africanizadas. Trabajos intensos significa que alguien siempre está a mano para bombear humo.

 Un amigo con la “bestia.” Estos ahumadores grandes requieren dos manos para operar pero son comunes cuando el trabajo involucra abejas Africanizadas. Es necesario mucho humo. La primera experiencia de Greg con la apicultura fue con abejas Africanizadas en Honduras cuando trabajó en la escuela conmigo. Las abejas le “picaron” bien y ahora tiene su propias colmenas in Michigan, EEUU.



Colmenas Marimbas y Colmenas Langstroth

Yo he usado ambos tipos de cajas para abejas Africanizadas. Actualmente todas mis colonias están en colmenas marimbas. En el principio de mi trabajo con la apicultura tenia casi mitad de mis colmenas en cajas Langstroth con marcos. También trabajé con un melonero que tenía todas las abejas in cajas Langstroth.

La colmena Langstroth gana en producción de miel. Está diseñada para optimizar la cantidad de miel que el apicultor puede obtener. Pero pierde cuando llega el momento manejar colmenas defensivas. Cuando abre la colmena, diez marcos de abejas están expuestos. Cuando saca la caja superior para revisar la situación abajo, la colmena está abierta aún más. Se dificulta mucho mantener las abejas bajo control.
La colmena marimba es mucho más apta para tratar con abejas defensivas. La abeja africanizada todavía puede salir de control en este tipo de caja, pero su diseño definitivamente  ayuda manejar su comportamiento. Solamente necesita mantener un espacio de dos barras abierto cuando revisa los panales. Se mueva por atrás los panales y barras mientras se avanza en la revisión de la caja. Debe tener solamente este espacio pequeña y la entra donde tiene que echar humo.

Cuando empiezo a revisar un extremo de la colmena, muchas de las abejas tienen la tendencia a correr al extremo opuesto en vez de salir volando. Este significa que a veces hago la cosecha en dos partes. Entro el parte atrás en la primera ronda, dejando que las abejas agrupan al extremo opuesto (por la piquera). Regreso el siguiente fin de semana para cosechar el frente. Menos disturbio.

Colmenas marimbas son una sistema cerrada que ayuda el apicultor a controlar las defensivas abejas Africanizadas. Necesita un espacio de dos o tres barras para trabajar la colmena, reduciendo el área de donde las abejas pueden salir y el espacio donde tiene que echar humo. Generalmente las abejas muevan al otro extremo de la caja que se mantiene cerrado.

Enjambres

Las abejas Africanizadas le gusta enjambrar. Necesito asegurar que las abejas siempre tienen espacio donde pueden trabajar para minimizar las posibilidades que enjambrarán. Idealmente pongo algunas barras vacías entre los panales en los extremos del nido de cría y en el área de miel de mis colmenas marimbas.

Enjambres son comunes y una manera fácil para conseguir nuevas colmenas. De hecho, es mi opción preferida para aumentar las colonias. Normalmente uso trampas para enjambres—cajas pequeñas que guindo en los árboles en que las abejas lleguen para empecer su colonia nueva. Estoy casi asegurada de conseguir un enjambre por cada trampa que guindo. Mientras nunca lleno algunas cajitas, con otros puedo capturar dos o hasta tres enjambres durante la época de enjambrazón. Si las abejas entran la trampa por su propia iniciativa, se quedan.

Es mucho más difícil mantener aquel enjambre de abejas Africanizadas que físicamente echo en la caja después de hallarla guindado de una rama. Es muy fácil que inicialmente entren la caja pero muchas veces no quedarán, aun que les doy panales con cría. El próximo día se van. No puede forzarlas a quedar.
Por eso prefiero usar trampas para enjambres. Se funciona mucho mejor si ellas vienen y entran ellas mismas cuando andan buscando un sitio nuevo para su nido.

Yo podría dividir la colmena también, haciendo núcleos. Pero esta implica que voy a meterme en el centro del área de cría, que las abejas Africanizadas especialmente no les gusta. Significa que probablemente quiero encontrar la reina. Reinas Africanizadas le gusta moverse rápido y puede ser difícil tener la paciencia hallarla mientras las abejas están picándole al mismo tiempo.

 Mi esposa con un enjambre grande de abejas Africanizadas. Estos enjambres son tranquilos y normalmente no pican. Solamente son las abejas sin nada para proteger—sin cría, sin miel, sin panales. Pongo un velo y guantes cuando voy a sacudirlas dentro una caja, para evitar que me pica una abeja que accidentalmente aplasto.

Enjambres de la abeja africanizada se comporten en manera parecida a aquellas de la abeja Europea. No son defensivas, básicamente porque no tienen nada para defender—no hay cría, no hay panales, no hay miel. Normalmente yo guindaría una trampa en el árbol de mango que tengo directamente atrás de mi casa anterior—tal vez 25 pies de la puerta. Varias veces estuve acostado en la hamaca descansando cuando escuché la llegada del enjambre. Vestido en solamente calzoneta y chancletas yo iría afuera para mirarlas entrar la trampa, básicamente metiéndome en el centro de ellos. Abejas estarían alrededor de me pero no recibió picadas (pero tampoco estaba aleteando mi brazos como un loco). Su único interés era de entrar la cajita.

Sitio para el apiario

Toma con mucha consideración cuando escoge el sitio para el apiario. No puedo colocar colmenas cerca de una casa—es seguro que van a picar el gente cuando decido entrar la colmena. Está pidiendo que ocurra una tragedia cuando mantiene colmenas en el solar o patio de la casa. Nunca sabe que va a molestarlas y empecer un incidente lamentable. Tiene que actuar como la colmena va a ponerse muy defensiva un día, aunque si normalmente se queda muy tranquilo. No puede confiar en ellas.

He mantenido algunos enjambres recién capturadas en el solar hasta que tengo tiempo a llevarlas al apiario. Se quedaron en el solar por hasta un mes. El solar tiene un muro alrededor y las colonias no pueden crecerse demasiado en las trampas—no hay suficiente espacio. Las muevo al apiario tan pronto que puedo. El apiario permanente está afuera el pueblo (¡no apicultura urbano aquí!)

A veces mantengo algunos enjambres Africanizadas recién capturados en el solar temporalmente hasta que tengo tiempo para trasladarlas a uno de los apiarios. Son pequeñas así generalmente no causas problemas mientras que no las molesta. Si necesito hacer trabajos cerca de ellas, solamente necesito poner un poco de humo en ellas. 

Una consideración para el apiario es la ruta para salirme cuando termino de trabajar con las colmenas. No quiero llevar abejas de regreso conmigo a donde están gente o donde el vehículo esta parqueada. A veces este significa que voy a tomar la ruta largo que pasa por potreros o áreas de café. Café en realidad sirve muy bien para dejar las abejas atrás. Es difícil que las abejas puedan quedarse pegadas a mí a causa de las ramas donde paso.

El problema es que la abeja africanizada simplemente no deja de molestar. Quizás solamente dos o tres abejas finalmente regresan contigo al carro pero van a continuamente zumbar alrededor su cabeza. Yo lo aguanto pero normalmente no los cortadores de café quien tiene que subir en el parte trasero del camión conmigo. Todos quedan sentados cubriendo su cabeza con camisas hasta que empezamos a mover. No quiero que mis abejas piquen otra gente.

Transportando abejas

Transportando abejas Africanizadas puede ser difícil. Van a salir de las cajas si tiene la oportunidad. Aunque es solamente una abeja que escapa, es casi seguro que ella va a intentar a picarle.

Construyo mis trampas de enjambres en una manera que quedan muy selladas. Reciben una revisión y reparación antes que la guindo en árboles. La idea es que solamente yo necesito meter un pedazo de esponja en las entradas para sellar las abejas adentro. Pero si por casualidad hay un espacio pequeño en uno de las esquinas, las abejas van a salir y van a intentar a picarme si pueden. Para extra seguridad y tranquilizar mi mente, pongo la colmena adentro un costal para transportarla. Si abejas escapan, están adentro el saco y no tengo que preocuparme. Mi esposa costura un saco y medio juntas para que esta suficientemente grande.

Abejas en un saco. Trasladando colmenas de abejas Africanizadas puede ser difícil porque las abejas van a intentar escapar y van a intentar picarle. Necesito sellar la colmena muy bien. Cuando lleva trampas de enjambres, las pongo dentro un costal para atrapar adentro de la bolsa aquellas que escapan.

Mover una colmena completa con abejas Africanizadas en una caja Langstroth puede ser aún más difícil. Pero este ocurre en Honduras. Hay apicultores migratorios que llevan las colmenas entre los cafetales en el centro del país a las áreas bajos en el sur. También hay grandes fincas de melones que muevan colmenas entre un campo y otro. 

Primero usted quiere buen equipo que no está deteriorada. Antes el traslado necesita chequear las colmenas para hoyos. Puede rellenar cualquier espacio donde piensa que las abejas pueden escapar con pedazos de bolsas de plástico. Da las abejas tiempo para pegar el equipo junto con propóleos para que no se mueva durante el viaje.

Pega los fondos a las cajas en alguna manera, tal vez clavados junto con un pedazo de madera. Me gusta amarar las cajas juntas con una pita para estar extra seguro. Trabajé con colmenas que usaron para polinización en una finca de melones en el sur de Honduras. Usamos los tiras de plástico que normalmente fueron alrededor las cajas de melones para exportación. Puede socarlas al punto que se mete in la madera. Todo se queda junto.

Tiene que sellar las piqueras. Estamos en los trópicos aquí, el clima no se pone suficientemente frio para mantener las abejas adentro. Si el viaje es particularmente largo (varias horas) puede instalar una tapadera de ventilación.

No puedo imaginar cómo haría apicultora migratoria en el estilo de los Estados Unidos con abejas Africanizadas. Parece que cada año hay por lo menos un accidente donde un furgón de colmenas se accidenta y da vuelta. ¡Que caos si las abejas serían Africanizadas!

Mi problema más grande con abejas Africanizadas

Mi problema más grande con la abeja africanizada es un asunto relacionada con su actitud defensiva. Yo puedo tratar con su mal comportamiento—yo sé cómo protegerme y trabajar con ellas. Pero para el bien de todo lo demás, no puede estar en mi solar. Tiene que estar en un apiario afuera del pueblo, y también por lo menos 100 yardas de una casa o el camino.

Mantener el apiario lejos de una casa significa que cualquiera persona puede entrarlo para robar miel. Este es el problema más grande que tengo con la apicultura en Honduras. Hay mucha falta de respecto para la propiedad de otros. Desafortunadamente, la gente percibe que cualquier cosa que deja sola no tiene dueño y es gratis para llevar. La mayoría de las personas no quieren meterse con las abejas para nada, pero siempre hay alguien sin escrúpulos quien le robará. 

Dos veces he perdido apiarios completos—de abejas Africanizadas. Los ladrones entraron el apiario y botaron todas las colmenas—probablemente como una manera para quitar las abejas y llevar el miel. Dejaron todo regado por el apiario como manera de quitar las abejas. Uno de estos apiarios tenía 30 colmenas y el otro 50. El robo generalmente ocurre en la noche. Y pude ver donde los ladrones prendieron fuego. Siempre considero que las abejas pueden protegerse pero desafortunadamente este no es la verdad.

La abejas son que ellas son—no puedo cambiar se comportan. Yo simplemente aguanto el comportamiento y las manejo en la mejor manera que puedo. Pero personas quien supuestamente deben saber el correcto del incorrecto es otro asunto.

El robo y el vandalismo son mis problemas más grandes con la apicultura con abejas Africanizadas. Tiene que mantener las colmenas afuera del pueblo en un área lejos de casas y personas. Este las deja expuesto al robo, aun que las abejas son muy defensivas. La mayoría de las personas no quiere meterse con abejas para nada. Pero siempre hay un deshonesto quien sabe un poco acerca de meterse con abejas y va a robarle.

---Tomás


También puede visitar este blog en inglés, “Musings on Beekeeping.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario